sábado, 9 de julio de 2011

FACUNDO CABRAL - Esas cosas


La vieja casa en silencio,
y ninguno se lo explica
cómo pasan esas cosas,
tan feliz que parecía.
Mi madre llora en el patio,
Pedro duermen en la cocina y
ninguno se ha acordado de que
coman las gallinas.
María llega de lejos,
ella que nunca venía.
Y el tío Luis a mi hermano
le dice un par de mentiras.
El crucífijo de plata se lo lleva Catalina,
la mecedora, Francisco, y la mantilla Corina.
El perro no entiende nada,
el gato ya lo sabía, él fue después del abuelo
el que más la conocía.
La vieja casa en silencio
y ninguno se lo lo explica,
cómo pasan esas cosas,
tan feliz que parecía.
maimenes

2 comentarios:

Cualquiera dijo...

Tampoco nos explicamos cómo ya no estás aquí.
Gracias, Facundo, por todo, incluida esta preciosa canción que mi madre ponía en el tocadiscos hace ya bastante tiempo.
Entonces claro que me parecía triste, pero hoy se me empapa la cara.
A ver si nos vemos.

maimenes dijo...

si que es bonita y nadie puede pensar que nos haya dejado tan libre pensador, pero viendo sus escritos, nos ha dejado y escuchando su vos un lan legado